Mejora continua

Actualizado: 4 jul

Hace meses que no escribo, en algún momento de inicios de año sentí que ya había dicho todo, que la enfermedad estaba volviéndose eterna y que ya mis palabras no tenían sentido si yo misma no mejoraba. Estuve esperando meses para entrar en remisión, tocar la campana o alguna señal de que este proceso acabara. Pues no, no acaba, y al parecer no acabará próximamente, este sábado tuve cita con mi Doctor y sigo con cáncer. El marcador sigue bastante alto, lo que “puede” significar que la última radioterapia no tuvo el efecto deseado. El consuelo; no ha crecido, se ha mantenido. La única forma clara para saber que pasa en mi cuerpo es haciendo un PET CT y este procedimiento emite radiación, lo cual no es recomendable hacerlo seguido. Por lo tanto; a esperar, la expectativa es que el marcador se mantenga, no se difuminen o crezcan los tumores y esperemos que la terapia biológica que estoy siguiendo mantenga a raya lo que haya dentro.



En general; ando decepcionada, un poco triste y cansada, sobre todo. Voy años con esta enfermedad, mejoras, bajones, operaciones, nuevos tratamientos y hoy por hoy en búsqueda de lo último, pues el cáncer que me ha tocado es resistente, adaptable a los tratamientos y muy insistente.


Si, hay que levantarse y seguir luchando, hay que cambiar la forma de pensar, hay que meditar, hay que persistir, hay que tener resiliencia, hay que ser fuerte, luchar por mis hijos y todo lo que ya he pasado antes, pero ahorita como buena ingeniera que soy, luego de haber sentido que estoy en un bucle temporal, hoy encuentro la terminología adecuada, estoy en el circulo de la mejora continua de Deming. Y debo enfocarme en eso, porque próximamente el cáncer no se irá, y tengo que hacer todo lo que pueda a nivel salud para ir mejorando. Me había descuidado con la alimentación, había dejado de esforzarme por hacer actividad, hoy por hoy me doy cuenta de que debo mantenerme en mejora constante, mi salud debe ser la prioridad, mi estado mental también y debo mantenerme lo más posible optimista y en calma. Es difícil, pero es lo que toca hacer. He decidido estar unos días triste, porque es lo que toca, pero levantarme y seguir adelante.


Cada análisis, cada resultado mensual que tenga, lo tomaré como una oportunidad de mejora, analizaré que esta bajo, hemoglobina, leucocitos, sodio, etc. y trabajaré para mejorar mis índices. Mucha gente dice que se cura a través de la alimentación, bueno trabajare para que al menos no empeore o no crezca y se mantenga hasta que algún tratamiento funcione adecuadamente.


Por otro lado, en lo personal y familiar las cosas felizmente van bien, mi hijo mayor logrando sus metas, es un orgullo ser su mama, siempre muy organizado en el cole y su vida en general, es un niño que trabaja solo, que es responsable, que se toma las cosas como vienen y realmente ha asimilado mi enfermedad de una manera sorprendente. El ya entendió que hay que trabajar constantemente para ir mejorando y entiende si no estoy con la mejor predisposición para hacer actividades o simplemente jugar. Mi chiquita Olivia, es una alegría, ella le pone la salsa a la casa, siempre está alegre y cuando se molesta, ay que se agarren porque tiene un carácter fuertísimo. Es desenvuelta, siempre dispuesta a fluir a donde vayamos, a jugar, tener nuevos amigos; cada uno es distinto y tienen sus propios mundos y son mi orgullo.


Mi familia sigue conmigo, mi esposo siempre ayudándome, como es Chef ahora ha prometido hacerme mi dieta y yo ganada porque es gourmet. Que mejor regalo que ayudarme en estos momentos con lo que podemos manejar, mi alimentación.


Tengo la bendición de contar con amigos incondicionales, y me siento afortunada por eso, me siento acompañada. Tengo amigas que para bien o para mal están atravesando procesos similares al mío; Mela, Nathi, Cathy, no me siento sola, tengo con quien conversar, compartir experiencias, consejos, tips y demás. Todos los que estamos en enfermedades largas y que nos consumen y que nos mantiene en esta montaña rusa de emociones tenemos que velar por nuestra salud mental. Tengo la suerte que un amigo se ofreció a ayudarme con coaching y me esta sirviendo mucho. Hoy valoro mucho estos gestos y regalos de la vida, nuevamente me repito: no estoy sola.


Es importante para mí y los que atravesamos este tipo de enfermedades mantener el ánimo, definitivamente habrán dias en que sintamos tristeza y pena, pero no deben ser muchos, debemos levantarnos y seguir con nuestras vidas, no sólo somos nosotros, con nosotros esta nuestra familia y amigos.


Gracias por leer.


665 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Ansiedad

Sanar