Ansiedad

Este lunes tuve cita con el Urólogo, pues tenía algunos síntomas que, según yo eran producto de la operación que me hicieron semanas atrás. Empecé mencionándole al Doctor que era lo que sentía, el escucho atentamente y concluyó; "considero que lo que tienes es un proceso ansioso, y es normal y natural que estés así, lo que vives no es fácil y evidentemente esperar sanar y que el tratamiento funcione te debe tener en ansiedad". Lo escuché atentamente, me quede pensando si esto era así y me di cuenta que mientras no tenía actividad y tenía tiempos muertos los síntomas se agudizaban. Al día siguiente ya no tuve más síntomas. En conclusión; mis dolencias y síntomas eran totalmente psicosomáticos. Es increíble como la mente puede manifestar tanto en el cuerpo. Y es que finalmente muchos doctores y terapeutas alternativos coinciden en que el cáncer es una enfermedad que muchas veces es originada de heridas emocionales, experiencias no sanadas y hasta producto del estrés que vivimos día a día. Hoy soy muy consiente de esto; y a pesar que trato de mantenerme en calma es inevitable sentir ansiedad diariamente. ¿Cómo luchar contra eso? Es la gran pregunta que me sigo haciendo.

Muchas personas, incluidas mi familia, amigas y amigos cercanos me dan consejos o me recomiendan como actuar o como sentir, pero es que uno es tan particular, todos reaccionamos distinto, hoy he decidido que escucho atentamente, agradezco el interés y buenos deseos, pero definitivamente cada uno de nosotros es un mundo interno y cada quien procesa las cosas desde lo aprendido y desde sus propias características personales. Lo que sí considero que debe ser una constante es confiar en tus instintos y luchar cuando vienen los pensamientos negativos o caóticos. Uno debe vencer sobre estos pensamientos, es un ejercicio constante, es importante que cuando estemos en situaciones difíciles nos obliguemos mentalmente a ver las cosas de forma positiva, repasar una y otra vez las cosas que si salen bien y poner en una balanza cual es la constante, en la mayoría de los casos verás que el balance es positivo. Es lo que últimamente he aprendido para vencer la ansiedad. Y no es fácil.


Me encuentro terminando el segundo mes de tratamiento en Next Oncology, y he ido y venido ya dos veces. La semana pasada me acompaño mi mami y felizmente no tuve casi efectos secundarios, más que nada un leve cansancio. Me siento bastante bien, mucho mejor que antes de iniciar el tratamiento, por lo que espero que esté haciendo efecto y el cáncer esté retrocediendo. He decidido que no voy a volver a echarme en mi cama a sufrir por lo que vivo, he decidido que voy a vivir y para vivir debo salir, compartir con mi familia, con mis amigos, tener una vida. Los últimos meses antes de optar por Texas me encontraba en un lugar muy oscuro, me sentía literalmente muriendo y estaba empezando a resignarme a eso. Hoy tengo más confianza de que esto tendrá un final y que ya se acerca.

La semana pasada fue la rifa que habían organizado mis amigas y cuando pienso en toda la planificación y dedicación que le pusieron; me siento tan afortunada. Hace unos años que me iba a imaginar todo esto, no hubiera valorado tantas cosas que hoy si. Pienso que las cosas difíciles, como en mi caso el cáncer; vienen con un motivo, nos enseñan y nos dejan un mensaje, nos quieren decir algo. Como una prima me dijo ayer, hay que aprender a escuchar a nuestro cuerpo, nos da señales. Cuando pienso en toda la familia, amigos y personas que no me conocen que han donado y participado en la rifa, y todo para ayudarme y poder tratarme en EEUU me lleno de un sentimiento de profundo agradecimiento a la vida, es como si el universo compensará las cosas, como si se reafirmará que todo tiene un propósito, me siento parte de algo más grande que yo. Y esto es la parte maravillosa que me ha traído la enfermedad. Muchas veces me pregunto porque a mí, porque mi familia debe pasar por tanto, porque no es sólo una mala noticia sino tantas, estoy segura que todo será por algo y ya lo está siendo. Siento que me quedan años por venir y que pronto encontraré el sentido completo a todo lo que está ocurriendo.

La próxima semana es muy importante, veremos los resultados del tratamiento, tendré imágenes y análisis para ver el avance o retroceso de la enfermedad. Quiero tener fe en que todo será mejor, no sólo por mí sino por mis hijos. La ansiedad me invade una y otra vez, y una y otra vez empieza mi mente a decirle; "no me invadirás", "te venceré una y otra vez".

Gracias por leerme.

336 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

Sanar

Enseñanzas